Publicado: 15 de Marzo de 2016


23-01-2016

El mantenimiento de una comunidad de propietarios requiere una labor mínima que no puede evitarse, pero en ocasiones es posible ahorrar racionalizando los gastos. Al margen del número de servicios contratados, todas las facturas se pueden ahorrar, para ello la figura del administrador de fincas puede ser clave para abaratar las cuotas de los comuneros.